Una de las cualidades apreciadas de Mas Paulí son sus exteriores, formados por sus jardines y patios que se adaptan a la perfección al descanso y a las horas de ocio de sus huéspedes.

Los jardines de Mas Paulí ofrecen a sus huéspedes una combinación de tranquilidad y reposo, ya sea durmiendo la siesta en la hamaca que se encuentra en un rincón del jardín, momentos de deporte y distracción, haciendo una partida de ping pong o futbolin, tomando un baño en la gran piscina acompañada de unas tumbonas. Incluso los más pequeños de la casa disfrutarán de un rato de ocio, gracias a la zona infantil del jardín dónde hay columpios y toboganes.